¿Se deben depurar las piscinas desmontables?

Durante los últimos días una potente ola de calor está azotando a la mayoría del país, un calor y un bochorno inhumanos nos abrasa e incómoda la mayor parte del día. La mejor forma de aliviarnos es bebiendo y manteniéndonos frescos y ¿qué apetece más que estar en remojo todo el tiempo posible?

Si tenemos la suerte de contar con una terraza, patio o jardín, una buena idea es la de adquirir una piscina desmontable, pues éstas, a diferencia de las piscinas de obra, se las puede permitir casi cualquier bolsillo y además en cuanto acaba el verano la desmontas y recuperas esa parcela de tu jardín o terraza, por lo que en resumidas cuentas podemos afirmar que sus dos importantes ventajas frente a una piscina tradicional es espacio que ocupa y el presupuesto que implica. El montaje o instalación es tan sencillo que podemos hacerlo nosotros mismos y entre los materiales en los que se fabrica podemos ver diversos como: de chapa, de madera, de PVC o hinchables. aunque se recomienda comprar una depuradora piscina desmontable para mantener el agua en condiciones óptimas.

La importancia de una buena depuración

Muchos usuarios de este tipo de piscina creen que, al ser piscinas de tamaño reducido y uso temporal, no es necesario realizar ningún tipo de mantenimiento para la correcta conservación del agua, pero nada más lejos de la realidad, nadie quiere bañarse en una piscina llena de suciedad y porquería y menos que represente un riesgo para su salud o la de su familia.

Si vamos a instalar la piscina, pero no la estrenamos, es decir la hemos usado en otras temporadas, debemos asegurarnos de que las paredes están bien limpias antes de llenarla, sino debemos lavarlas a conciencia con cloro o alguicida.

Cómo conseguir un agua de calidad

Es importante matizar que la calidad del agua no depende únicamente químico del químico que usemos en ella, sino que dependerá del sistema de depuración que empleemos. Los profesionales en mantenimiento de piscinas recomiendan que se haga una pequeña inversión en una depuradora con un filtro de arena o de vidrio reciclado, con una bomba, ya que este tipo de piscinas suele venir con un pequeño filtro de papel muy pequeño, con un motor de reducido tamaño que mueve el agua y al pasar por el filtro se deja gran parte de suciedad e impurezas.

Otro pequeño accesorio que podemos adquirir para reforzar el mantenimiento y conservación del agua es una cubierta de protección solar, para esos ratos que no usemos la piscina, tenerla tapada evitando la evaporación del agua en horas de más altas temperaturas.